EN CAMINO

En Barco

costa cruceros  horiz

 


Los viajes en barco son una opción interesante a la hora de viajar con la familia. Ya sean paseos breves o viajes de larga distancia, tanto veleros como cruceros son una experiencia que en general no frecuentamos demasiado en nuestra vida de todos los días.
 
Las ventajas del barco
Es cierto que a muchos pueden resultarles largos los viajes en barco y algunos tienden a marearse, pero las ventajas del viaje en barco son tantas que esto se vuelve insignificante. A continuación una lista de motivos para viajar en barco:
El viaje en barco nos ofrece inmediatamente una conexión con el paisaje. Caminar por la cubierta contemplando el horizonte en el mar puede resultar imponente y al mismo tiempo relajante.
Dependiendo de las aguas en que naveguemos tenemos la posibilidad de apreciar la fauna que rodea al transporte.
En general los barcos de pasajeros cuentan con algún tipo de entretenimiento para los chicos, bares, depósito y el tan afamado free-shop. 
Los más chicos están emocionados por conocer lugares nuevos y estar en contacto con ríos o mares.
Se puede hacer el viaje durante la noche y que el viaje pase “en un sueño”.
 
 
Viajando en cruceros
Los cruceros son una propuesta interesante para planificar las vacaciones. Nos ofrecen un nivel de comodidad bastante elevado y nos llevan a visitar distintos lugares de una región o incluso el mundo con suficientes entretenimientos como para amenizar las distancias entre puerto y puerto.
Las grandes compañías de cruceros amplían constantemente su oferta de servicios para abarcar todos los rangos de edades de la familia. Se puede realizar actividades individuales, para los adultos únicamente o para el grupo familiar completo. Además, una vez que se realiza el embarque podemos conocer en el tiempo que dura el crucero, una serie de ciudades con grandes ofertas de actividad turística.
Dentro de las opciones de entretenimiento para los chicos que ofrecen algunos de los cruceros, encontramos un abanico muy variado de actividades. En el área del  deporte tenemos actividades como escalada, juegos de pelota y actividades en la pileta. Pero estos grandes barcos también disponen de salas de videojuegos, cine, matinés y spa para chicos. Los bebés también tienen su espacio, hay guarderías, bibliotecas de juguetes y más.
 

 
Además contamos con actividades para el grupo familiar completo. Espectáculos, cenas, paseos de compras y, quizás lo más interesante, actividades costeras una vez que el buque amarra al puerto. Dependiendo de cada ciudad, las compañías de cruceros preparan distintas actividades en tierra. Podemos conocer playas paradisíacas, conocer museos y hacer recorridos por lugares históricos.
 
 
Aspectos organizativos y salud en cruceros
Como los cruceros están diseñados para que las vacaciones sean pura y exclusivamente disfrute todo aquello que involucre programar y organizar tendremos que hacerlo previamente. A continuación, pautas para tener en cuenta al momento de planificar un viaje en crucero.
Lo primero que tenemos que fijarnos son los descuentos y promociones que ofrecen las compañías de cruceros que tenemos en mente. La mayoría tienen precios más baratos para niños. Cuando hagamos las reservas vamos a tener que chequear que estén actualizados y sean correctos todos los datos que daremos. Además es cuando debemos avisar cualquier clase de pedido extra que sea pertinente, por ejemplo cuando alguien del grupo tiene dietas especiales, dificultades de movilidad u otra discapacidad.
Cuando el recorrido involucra numerosos países nos encontraremos con que las regulaciones respecto del descenso de menores a tierra, son distintas en cada país. Por lo tanto es importante fijarse como son las regulaciones de los países que visitemos, y consultar a la compañía acerca de los tipos de documentación que tengamos que llevar con nosotros. Así también, existe la posibilidad de que el puerto de embarque más próximo de nuestro crucero no esté en nuestro país, por lo que si sumamos un vuelo tenemos que llevar la documentación necesaria para ello.
Otro punto a tener en cuenta es el servicio médico que nos brindan. Averiguar el precio de los seguros y qué eventualidades puede cubrir el equipo de la compañía. Además es muy importante recordar que al pasar tanto tiempo haciendo actividades en cubierta, hay que protegernos del sol. Con cuidado especial en los más chicos y bebés, debemos aplicarnos protector solar de alto factor y con bastante frecuencia.
Los contratos de los cruceros suelen ser muy complejos, es muy importante que revisemos todo con mucho detalle y leer la “letra chica” para saber con seguridad que nos brinda la cuota que pagamos y que otras cosas tienen un cargo a bordo ya que estos suelen ser excesivos.
 
Si a alguien del grupo le dan mareos, recordá que la cubierta y el centro de los barcos son el lugar con menor movimiento y no dejes de renovar el protector solar con frecuencia. ¡Que tengas buen viaje!
Cargando buscador...