1001 OPCIONES

Turismo Científico

 

La gran riqueza geológica, paleontológica y arqueológica argentina convoca cada vez más a todas las familias viajeras. Los atractivos incluyen Patrimonios de la Humanidad como el Valle de la Luna, la Cueva de las manos y Humahuaca.Dinosaurios y observatorios son los preferidos por los chicos.
En distintas ciudades del país existen diversos museos de ciencia natural que son muy atractivos,
divertidos y entretenidos para todos los chicos.
El turismo científico permite conocer los secretos profundos de nuestra tierra, descubrir que somos y de donde venimos. 
 
En nuestro país podremos encontrar variados puntos de interés científico para los turistas,entre otros:
 
Paseando por el Norte:
Jujuy presenta una serie de yacimientos que datan aproximadamente del año 9.000 aC. Estos exhiben artefactos tales como hachas de mano muy primitivas, raspadores y otros elementos manuales utilizados para la caza, trabajos con cueros de los animales que cazaban para comer y vestirse. A ello se suman pinturas y grabados rupestres sobre superficies rocosas de diversas temáticas.
 
En la Quebrada de Humahuaca, por ejemplo, tiene lugar el fuerte donde los primitivos omaguacas o humahuacas construyeron viviendas, corrales para las llamas, un templo y sepulcros.
En sus adyacencias hay un museo con importantes piezas pertenecientes al antiguo fuerte indígena. Ese contacto directo con el pasado es muy movilizante para cualquier visitante.
 
 
En la ciudad de Salta, en tanto, dos citas ineludibles son el Museo de Arqueología de Alta Montaña -ubicado en el casco histórico de la ciudad - y las Ruinas de Santa Rosa de Tastil –en la Quebrada del Toro, a 100 kilómetros de la capital-.
El Museo de Arqueología El Churcal sorprende con utensillos y cerámicas, como puntas de flechas, hachas y vasijas. Dichos elementos se hallaron en las ruinas que están a 8 kilómetros, cuyo origen se calcula entre los 1.100 y 1.300 años d C.
 
Cachi es un imperdible a la hora de conocer verdaderas bellezas del pasado. Su Museo Arqueológico exhibe hallazgos del cercano yacimiento de la Paya y donde el parque temático "Todo lo Nuestro" posibilita vivenciar lo que fueron las antiguas poblaciones de la zona.
 
La vecina Catamarca brinda una experiencia de arqueoturismo denominada "La Huella del Jaguar". El recorrido comprende visitas al Pueblo Perdido de la Quebrada y el Museo Arqueológico Quiroga (en San Fernando del Valle), La Tunita y La Candelaria –con hermosas pinturas rupestres- (en Ancasti, a 90 km de la capital), los museos Eric Boman (en Santa María, Oeste catamarqueño) y Condorhuasy (en el Departamento de Belén).
Y de paso por Belén, en Londres –antigua capital de provincia del imperio incaico- no puede perderse de visitar las Ruinas de Shincal, que alberga 70 recintos, dos plazas y cerros ceremoniales, parcialmente reconstruidos.
También es aconsejable visitar en Catamarca el Museo Arqueológico Provincial Samuel Lafone Quevedo, en el cual se exponen piezas de gran valor cultural.
 
 
Tucumán no se queda atrás y deslumbra con las Ruinas de Quilmes, donde los indígenas resistieron a la invasión y evangelización española hasta ser vencidos en 1666.
El antiguo asentamiento, que bordea la Ruta 40, concentra grupos habitacionales de piedra, sectores de producción, canales, senderos, patios, atalayas y morteros, junto a la enorme represa que les provea agua. En el lugar se ubica el Museo Ambrosetti, que resguarda piezas de la cultura Quilmes y de la Diaguita Calchaquí.
Otros puntos de interés recomendables para este tipo de turismo en la provincia son la Plaza de los Menhires, el Museo de la Capilla Jesuítica en Tafi del Valle y los dos museos arqueológicos de la Universidad Nacional de Tucumán, en San Miguel.
 
Por su parte, Santiago del Estero ofrece el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas "Emilio y Duncan Wagner". El edificio conserva piezas de alfarería precolombina, además de herramientas de labranza.
Hacia el noreste, en Misiones se encuentran las Reducciones jesuíticas, que fueron una experiencia singular en el mundo. San Ignacio Mini, Loreto, Santa Ana y Santa María son un importante núcleo turístico, con servicios integrales para los visitantes.
 
Por el centro y Cuyo:
La provincia de San Luis es muy rica en manifestaciones geológicas, paleontológicas y arqueológicas. Un buen ejemplo son las Sierras de las Quijadas, declaradas Parque Nacional en 1991.
A 116 kilómetros de la capital puntana, atesoran muestras representativas de vegetación, restos arqueológicos de la cultura Huarpe y valiosos yacimientos paleontológicos. La historia dice que ese fue, hace 100 millones de años, el hábitat natural de varias especies de dinosaurios.
 
 
Al Oeste, en la provincia de Mendoza, las principales joyas en temáticas científicas se ubican en la ciudad de Malargüe: los Castillos de Pincheira –Área natural protegida-, el Observatorio de Rayos Cósmicos Pierre Auger, el Planetario–el primero del país con imagen tridimensional y con arquitectura y equipamiento de última generación y, sobre todo, la Caverna de las Brujas, que merece un párrafo aparte.
 
Este último destino propone un inolvidable recorrido al interior de la geóloga con la belleza indescriptible de las formaciones de estalactitas y estalagmitas. Allí el turista recorre la caverna por dentro acompañado por un gua de turismo autorizado. El paseo dura dos horas y es muy emocionante. 
También en la región cuyana, pero en la provincia de La Rioja, el Parque Nacional Talampaya ofrece a sus visitantes belleza natural, reserva arqueológica y tesoros paleontológicos, en perfecta armonía.
 
 
En San Juan, en tanto, se destaca el Valle de la Luna, una de las mayores reservas paleontológicas del mundo y un Patrimonio Natural de la Humanidad. Además: los museos arqueológicos "Prof. Mariano Gambier" y "Luis Benedetti", y el Museo Arqueológico de la capital provincial San Juan, donde el visitante tendrá  una cita con una momia de más  de 500 años.
 
Atractivos en La Patagonia:
En las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego el turismo científico encuentra valles, bosques, cañadones y formaciones rocosas que guardan las huellas de los habitantes más antiguos de esa tierra.
 
Algunos de los sitios arqueológicos ms destacados de la región patagónica son el Parque Nacional de Lihu Calel (La Pampa) y la Estepa de los Dinosaurios –conformada por capas geológicas de entre 70 y 110 millones de años- (en Neuquén).
 
 
Asimismo, destinos como Gualjaina –de cavernas monumentales (en Chubut, a 87 kilómetros de Esquel) y la famosa Cueva de las Manos, una de las manifestaciones de arte rupestre más  importantes de la Patagonia- (en Santa Cruz).
Cargando buscador...