Cómo elegir el mejor hotel para ir con niños?


Los requisitos para un buen hotel familiar
 
Ya sea urbano, de costa o rural, cualquier hotel debería contar con unos mínimos detalles  de las instalaciones y servicios si entendemos el turismo y sus servicios como inclusivos donde las personas de diferentes edades y condiciones deben tener sus necesidades cubiertas como puede ser el caso de familias con niños o pasajeros con movilidad reducida. 
 
 
Hay variadas experiencias en el mundo para clasificar un hotel familiar. Por ejemplo de acuerdo a la certificación que se lleva a cabo en Cataluña, las instalaciones y servicios que un hotel debe contar para que pueda calificarse ideal para familias son:
 
• Parques infantiles
• Suelos mullidos en zonas de juego
• Programas de animación para niños
• Personal de animación calificado
• Piscinas infantiles con suelos no resbaladizos
• Servicio de baby sitter
• Pulseras identificativas
• Habitaciones comunicadas o familiares
• Disponibilidad de cunas
• Alquiler de cochecitos
• TV por cable y/o satélite con programas infantiles
• Bloqueo de canales no aptos para niños
• Señalización de peligros
• Protectores de seguridad para los enchufes
• Minibar con llave
• Menú infantil y/o bufet
• sillas infantiles
• Disponibilidad de calienta biberones
 
Obviamente no todo complejo tiene todas los servicios, pero es de destacar que cada vez mas alojamientos están brindando estas opciones para familias con niños.
 
 
Reservas familiares:
 
Otra de las cuestiones que extrañamente todavía dan problemas es la dificultad de encontrar sistemas de reservas que tengan en cuenta a las unidades familiares de cuatro miembros. (2 + 2) donde los niños tienen una franja de edad entre los 2 y los 12 años. En ese aspecto  hay cada vez más holeles que ofrecen habitaciones configurables y/o comunicadas de tal manera que todos podemos dormir en la misma estancia sin duplicar el presupuesto absurdamente.
 
Señores hoteleros graven esto con fuego en sus planes empresariales: los niños se alegran con pequeñas sorpresas, pocas inversiones en marketing resultan  rentables. A veces los simples detalles cuentan (un regalo especial, un pequeño kit de pinturas y libreta con hojas blancas (ya dibujarán y pintarán ellos lo que quieran), un vale con sorpresa, una visita organizada a la cocina o un juego de pistas). No le pidamos a los niños que dejen de serlo, habilitemos espacios de relación con otros niños y espacios y momentos adecuados para que puedan expresar su naturaleza sin molestar a nadie encontraándose con otros niños. El juego para los niños es siempre lo más importante y en un hotel todo puede ser una aventura y un descubrimiento que nos invite a volver.
Pero hay más, para que las familias nos sintamos realmente bienvenidas en un hotel es de lo más importante una actitud acogedora por parte del personal. Un gesto atento o una simple sonrisa cómplice puede cambiar el clima de la vivencia familiar en vacaciones.
 
 
Diez recomendaciones al reservar:
 
La red 2.0 de recomendaciones en planes y ocio familiar Mitbaby ha elaborado un interesante decálogo de las 10 cosas que deberíamos tener en cuenta a la hora de reservar un hotel viajando con niños y son:
 
1> Saber si el hotel tiene habitaciones cuádruples o dobles comunicadas o si la habitación es lo suficientemente amplia para camas supletorias y que no resulte claustrofóbica. Recuerda que si llevas silla de paseo o cochecito necesitarás más espacio, eso sin contar que los niños necesitarán corretear por la habitación.
 
2> Confirmar en la reserva del alojamiento que tienen cuna o cama supletoria disponible y que te la reservan. En el caso de que solicites cuna, pide que te pongan colchón. En la mayoría de los casos ponen cunas de viaje con la colchoneta simple que lleva y que sirve para la función parque, pero que es muy dura para que el bebé duerma toda la noche. Aunque te digan lo contrario estas cunas también tienen colchón de viaje que se compra aparte.
 
3> En la mayoría de los hoteles las cunas o camas supletorias para menores de 2 años son gratuitas, pero a la hora de realizar la reserva confirma este punto y si tus hijos son mayores que te digan cuál es el suplemento a pagar. Si el precio por este servicio es desproporcionado plantea la posibilidad de que el niño duerma en la misma cama que los padres.
 
4> Si vas con bebé y necesitas preparar mamaderas o biberones, muchos hoteles ofrecen calienta biberones o hervidores de agua. Solicita confirmación de este servicio si lo pides.
 
5> Con un bebé es mejor solicitar que el baño tenga bañera, si no tendrás que llevar una bañerita plegable.
 
6 A la hora de comer infórmate de si tienen menú infantil y en caso de bebés si hacen purés. También es útil saber si fuera del horario de cocina existe la posibilidad de preparar algo o calentar comida.
 
7> Con respecto a la ubicación del alojamiento es un valor añadido que tenga una farmacia cerca o un supermercado. Es más cómodo no ir cargado de pañales, si tienes la posibilidad de comprar los que vayas necesitando sobre la marcha.
 
8> Si vas a reservar un alojamiento con cocina, pregunta si está bien equipada 
 
9> Son interesantes los hoteles que ofrecen “early check-in” y “late check-out”esto es, poder ocupar la habitación antes de las 12 y poder abandonarla después de las 12.
 
10> También es recomendable que conozcas la reputación online del alojamiento, presta especial atención a los comentarios de personas en tu misma situación como familias con niños pequeños en redes de viajeros como Booking o Trip Advisor.
 
 
 
 
El destino ideal para familias
 
Los hoteles no existen en medio de la nada si no que están insertos en un destino concreto. Las certificaciones de turismo familiar para hoteles están muy en relación a su entorno, en ese sentido la certificación  define una serie de requisitos que deben implementarse progresivamente 
Lo que nos parece interesante es observar como el tomar en cuenta las necesidades para usuarios de todas las edades en el ámbito de las vacaciones nos ayuda a imaginar y pensar un entorno más amable y respetuoso para todos durante todo el año en nuestras poblaciones de residencia habitual. Esa reflexión nos llevaría aún más lejos a ser conscientes con las condiciones de vida y facilidades de vida familiar, educación pública de calidad en ciudades y pueblos vivos con un tráfico pacificado y con unas calles amigas de los niños.
 
 
Rumbo familiar, el portal de turismo familiar, trata de brindar información detallada y actualizada para que la planificación y vivencia de las  vacaciones familiares sean exitosas.
Por sobre todas las cosas, nos parece fundamental que todos (huéspedes,hoteleros y empresas de servicios) nos comuniquen sus comentarios, críticas y propuestas para ir mejorando día a día esta maravillosa propuesta que es disfrutar paseos y vacaciones con nuestros hijos.
Escuela de dibujo Claudio Kappel
LIBROS DE VIAJE ANIMADOS

Dejanos tu comentario

Algunos artículos relacionados

Cargando buscador...